Practicando el mindfulness en clase.

Hoy hablamos de mindfulness en el aula. Un ejercicio que puede ayudar a nuestros alumnos a concentrarse y mantener la calma. Te contamos cómo lo ponemos en práctica. Si bien en días pasados hablábamos de la importancia de desterrar las emociones negativas en un entorno educativo sano, hoy nos centramos en una practica que tiene como objeto, preparar la mente de nuestros alumnos para el aprendizaje de forma sosegada y relajada.


¿Qué es mindfulness?

Mindfulness es simplemente la práctica de regresar al espacio que hay dentro de ti, profundizando en la conciencia, la concentración y la percepción.
Cualquier profes@r en una clase con niños de Primaria puede tener varios de retos diarios como los siguientes:

  • ¿Cómo consigo calmar una clase de 30 niños?
  • ¿Cómo puedo hacer que se concentren en este preciso momento y captar su atención después de volver del patio?
  • ¿Cómo puedo estar segura de que están tranquilos antes de hacer este examen?

En todos esos momentos, las actividades de mindfulness podrán ser muy útiles, así que decídete y pruébalas.

¡La campana mágica!

De todas las técnicas, la más popular con diferencia es la Campana Tibetana. Al principio puede parecer un método poco práctico, más que nada porque casi nadie ha usado una o ha visto a alguien usar una campana de este tipo. A los más pequeños,  de Primaria o Infantil, podemos contarle que la campana que tenemos entre las manos posee poderes mágicos. La campana solo funcionará si ellos le transmiten la energía necesaria para sonar, y para ello necesitaba que ellos focalizasen toda su atención en ella (en completo silencio, uff). Los resultados de la campana son bastante increíbles. No solo los más pequeños quedan fascinados con sus poderes mágicos, sino que los más mayores también se quedan embobados por su funcionamiento. Conseguir un minuto de total calma y tranquilidad, donde ellos están concentraron en si mismos.

No es fácil documentar este tipo de actividades, dado que el sentimiento de calma va más allá. Pero os puedo asegurar, que tanto los alumnos como los profesores que han adquirido esta rutina en sus clases, suelen esperar este momento de serenidad después del patio o al empezar el día. ¿No os parece interesante? Si os gustaría empezar a experimentar con actividades de mindfulness dentro (o fuera) de la clase, podéis comenzar con este video.

Mindfulness

Comments (1)

Leave a comment